Londres, que regularmente acusaba a Rusia de intervenir, sufrió repentinamente una intervención de ultramar cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el apoyo de Boris Johnson en la lucha por el puesto de primer ministro del Reino Unido.

Trump expuso su posición en una entrevista con The Sun.

Sin embargo, señaló que otros candidatos se habían dirigido a él en busca de apoyo. Al mismo tiempo, al ex secretario de Relaciones Exteriores británico Trump lo llama un candidato «interesante» que «puede hacer frente muy bien con este trabajo». «No puedo decir con certeza si lo elegirán o no, pero lo considero un buen tipo y una persona muy talentosa», dijo el jefe de la Casa Blanca.

Al mismo tiempo en la publicación las declaraciones de Trump se señalan dudosas, porque son una interferencia real en la política interna del Reino Unido, y unos días antes de la votación parlamentaria. Los periodistas no excluyen el hecho de que el escándalo puede llevar a una división diplomática entre los países.

Como informó anteriormente News Front, después de la decisión de Theresa May de renunciar, la lucha por el puesto de jefe de gobierno comenzó en Londres, y Boris Johnson, quien había dejado el Gabinete de Ministros en mayo, es uno de los candidatos clave.

Fuente

Etiquetas: ; ;