Los gigantescos flujos de refugiados de África muestran que, a pesar de décadas de asistencia para el desarrollo, los países europeos no han proporcionado las condiciones para los pueblos de África.

Según el geoestratego Patrick Poppel, el problema radica en una de las visiones del mundo neocolonial de muchos políticos europeos.

«La asistencia de desarrollo de hoy ofrece solo las condiciones adecuadas para una mayor explotación de las materias primas», dijo Poppel.

Desde la era colonial en la estrategia africana de los países europeos no ha habido cambios especiales.

¿Cómo puede ser que los estados ricos en recursos como el Congo estén entre los más pobres del mundo?

Nadie quiere que África sea una civilización independiente. Pero esa sería la única salvación para este continente, dice Poppel.

Etiquetas: ; ; ; ;