El diplomático ruso Mikhail Krasnoshchekov, empleado de la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kosovo (UNMIK), quien resultó agredido durante la intrusión de la policía kosovar en los municipios del norte, se está recuperando de sus heridas, dijo el lunes el Ministerio de Defensa de Serbia.

«El empleado de la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kosovo, Mikhail Krasnoshchekov, fue visitado en la Academia Médica Militar de Belgrado por el presidente de la Duma Estatal de Rusia, Vyacheslav Volodin, el presidente de la Asamblea Nacional de Serbia Maja Gojkovic y el ministro de Defensa serbio Aleksandar Vulin. Se sometió a una cirugía para reparar la fractura del pómulo y prevenir trastornos complicados de las estructuras óseas, cerebrales y oculares», dijo el ministerio.

Volodin deseó al diplomático ruso la recuperación más rápida y transmitió las palabras de apoyo. «Las Naciones Unidas deben confirmar que usted, su empleado, un diplomático, sufrió lesiones cuando estaba en servicio haciendo todo lo posible para asegurarse de que se observen las normas de derecho internacional en Kosovo», dijo. «Estaba cumpliendo con su deber como ciudadano y como miembro de la misión de la ONU».

En la mañana del 28 de mayo, la policía del no reconocido Kosovo se introdujo en los municipios del norte de Kosovo y Metohija. Dos serbios resultaron heridos leves en tiroteo. El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, dijo que la policía de Kosovo había detenido a 28 personas, entre ellas el ruso Mijail Krasnoshchekov, miembro de la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kosovo (UNMIK). Durante la detención, Krasnoshchekov sufrió graves lesiones en la cabeza y la cara y fue trasladado a un hospital en Kosovska Mitroivica. Ahora está recibiendo tratamiento en la Academia Médica Militar en Belgrado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;