Great Wall Motors (GWM), uno de los principales fabricantes de automóviles de China, abrió una nueva planta para el ensamblaje completo de sus vehículos de la marca Haval en la región occidental de Tula, en Rusia.

La inversión inicial en el proyecto, con sede en el Parque Industrial Uzlovaya, totalizó $ 500 millones. En el futuro, Great Wall invertirá otros $ 300 millones en la planta.

Hasta ahora, la empresa le ha otorgado a la región 800 empleos, y la compañía se ha comprometido a crear 1,000 empleos adicionales durante la segunda etapa de la implementación del proyecto.

Ubicada a 40 kilómetros de la ciudad de Tula, se espera que la nueva planta de ensamblaje produzca 80,000 vehículos al año, con la participación de piezas de fabricación local en un 30 por ciento en la etapa inicial. El fabricante de automóviles chino planea aumentar gradualmente el grado de localización, y se proyecta que la producción aumentará a 150,000 autos por año.

«Con la fábrica de Tula, estamos ayudando a estimular el desarrollo económico local como parte de la Iniciativa Belt and Road», dijo a los periodistas Wei Jianjun, presidente de Great Wall Motors.

La planta se ha convertido en la primera planta de proceso completo en el extranjero. La empresa, que cubre todas las etapas de producción, incluyendo prensado, soldadura, pintura y ensamblaje integrado, fabricará Haval Sport Utility Vehicles, la marca de SUV líder en China y parte del grupo GWM.

«Creo que nuestra estrategia de globalización tiene el potencial de ir más allá de la apertura de los mercados internacionales: impulsará a Haval a ser un jugador clave en la etapa mundial del automóvil», dijo Wei.

Los automóviles de la nueva fábrica también se exportarán a los países vecinos, lo que reforzará los ingresos en divisas de Tula. El fabricante de automóviles chino firmó un acuerdo de cooperación con las autoridades regionales en mayo de 2014, habiéndose convertido en un inversor de piedra angular en el Parque Industrial de Uzlovaya.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;