Brasil registró 65.602 asesinatos en el 2017, cifra mayor que la cifra de 63.880 reportada anteriormente en el 2018, según un estudio publicado el miércoles por las autoridades brasileñas.

Con las cifras, la tasa de homicidios de Brasil llegó a 31,6 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según el estudio realizado por la organización de investigación dirigida por el gobierno de Brasil, el Instituto de Investigación Económica Aplicada y el Foro de Seguridad Pública de Brasil.

«Lo que está sucediendo en Brasil es realmente asombroso y está completamente fuera de los estándares globales. Pocos países se acercan a Brasil en lo que respecta al índice de asesinatos», dijo Daniel Cerqueira, coordinador del estudio.

Las cifras varían significativamente entre los estados, con la tasa de asesinatos más alta de 62.8 registrada en el estado de Rio Grande do Norte en el noreste, y la tasa más baja de 10.5 en el estado de Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil.

Los datos mostraron que los jóvenes de 15 a 29 años de edad fueron los más afectados por las muertes violentas en Brasil, con 35.783 víctimas de asesinato en este grupo de edad en el 2017.

También hubo un aumento en el número de asesinatos de mujeres, que llegaron a 4.936 en el 2017. En 10 años, los asesinatos de mujeres aumentaron 30.7 por ciento.

Las armas de fuego fueron la principal arma utilizada en los asesinatos, ya que fueron responsables de aproximadamente el 70 por ciento de todos los asesinatos ocurridos en el país en el 2017.

El estudio advirtió que antes de que Brasil aprobara leyes de control de armas más estrictas, los asesinatos con armas de fuego aumentaban significativamente cada año, pero después de las leyes más estrictas, los números aumentaron a un ritmo mucho más lento.

Los coordinadores del estudio advirtieron que la flexibilización de las leyes de control de armas, como lo ha estado proponiendo el gobierno actual, llevará a un alza en la tasa de asesinatos de Brasil.

«Tener un arma de fuego dentro de la casa, contrariamente a la creencia popular, aumenta en cinco o diez veces la probabilidad de que un residente de la casa sea asesinado con esa arma», dijo Cerqueira.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;