Unos 400 agentes de la policía federal mexicana se han desplegado a lo largo de la frontera sur con Guatemala para reforzar las operaciones de vigilancia en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM).

La orden fue dada por el gobierno después de que una caravana de inmigrantes centroamericanos llegó a México, aunque el contingente se redujo en Tapachula, Chiapas, donde muchos fueron arrestados y repatriados.

La vigilancia se mantiene en la zona fronteriza entre Chiapas y Guatemala, en coordinación con los miembros de la Secretaría de Defensa Nacional y el Instituto Nacional de Migración, dijeron fuentes locales.

Agregaron que el aumento de la vigilancia se lleva a cabo en el marco de las negociaciones entre México y Estados Unidos debido al aumento de los aranceles a los productos mexicanos anunciado por el presidente Donald Trump como castigo por no detenerse, según el estadista estadounidense, el aumento de migrantes que Busca cruzar la frontera norte.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;