La economía brasileña no puede recuperarse sin la reforma de seguridad social propuesta por el gobierno para aumentar la edad de jubilación, dijo el martes el ministro de Economía, Paulo Guedes.

«Brasil es como una ballena que ha sido arponeada varias veces, está sangrando y dejó de moverse. Necesitamos quitarnos esos arpones y arreglar lo que está roto», dijo Guedes durante una audiencia en el Congreso. «Independientemente de las alas derecha o izquierda, tenemos que arreglar la economía brasileña».

La economía brasileña ha crecido un promedio de 0,6 por ciento por año en los últimos ocho años y no puede recuperarse sin la reforma de la seguridad social, dijo Guedes al responder preguntas sobre el proyecto de reforma que el gobierno presentó al Congreso a principios de este año.

Según la reforma propuesta, por el régimen Bolsonarista los brasileños deberán trabajar durante un mínimo de 40 años para jubilarse con una pensión completa. La edad mínima de jubilación para los hombres civiles es de 65 años, mientras que para las mujeres civiles es de 62 años.

Si bien el gobierno considera que la reforma es esencial para que la economía brasileña reanude el crecimiento, los críticos dicen que los trabajadores ni siquiera podrán disfrutar de la jubilación como en las regiones más pobres, la esperanza de vida apenas supera los 65 años.

Fuente

Etiquetas: ; ;