Okinawa representa el 70 por ciento de la presencia militar estadounidense en Japón, lo que se está convirtiendo en un problema grave para la prefectura.

Esto fue anunciado el sábado 8 de junio por el gobernador de la isla, Danny Tamaki, en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Según él, nadie pregunta «ahora mismo» por eliminar todas las instalaciones militares de EE.UU. ubicadas en Okinawa. Sin embargo, subraya, hay que trabajar en ello.

«De todos modos, nuestra posición es que reducir las tensiones en torno a la presencia militar de los EE.UU. solo requiere devolver al ejército a su país», explica el gobernador, y señala que las bases militares son una «carga pesada» que los okinawenses quieren deshacerse.

Anteriormente, News Front ha informado en repetidas ocasiones sobre las protestas que exigen reducir la presencia militar estadounidense en Okinawa, lo que trae muchos problemas a los residentes de la prefectura, incluidos los frecuentes accidentes aéreos. Además, esta primavera surgió un escándalo después de que uno de los soldados estadounidenses matara a una mujer en la ciudad de Tyatan, quien luego se suicidó.

Fuente

Etiquetas: ; ;