El líder palestino Mahmoud Abbas elogió la posición de Moscú y Beijing sobre el problema palestino, que se refleja en una declaración conjunta del presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo chino, Xi Jinping, firmado tras sus recientes conversaciones bilaterales en Moscú, informaron los medios locales.

Abbas dijo que tal posición evitaría cualquier ataque contra el estado de derecho internacional y la Iniciativa de Paz Árabe, así como los derechos históricos de los palestinos, según la agencia de noticias WAFA.

Putin y Xi sostuvieron conversaciones a principios de esta semana en Moscú. Los líderes firmaron una declaración conjunta en la que pidieron la pronta reanudación de las negociaciones sobre el tema palestino-israelí y expresaron su apoyo al establecimiento de un estado palestino independiente y totalmente soberano dentro de las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital.

El asesor de Abbas dice que el traslado de la capital israelí a Jerusalén es un «apartheid legal»

La iniciativa exige la retirada total de las fuerzas israelíes de los territorios en disputa y la restauración de las fronteras que existían antes de la Guerra de los Seis Días de 1967 a cambio de la normalización de las relaciones con los países árabes.

De acuerdo con la iniciativa, Israel debe reconocer a un estado palestino soberano con su capital en Jerusalén oriental y brindar una solución al problema de los refugiados palestinos.

Las relaciones entre Israel y los palestinos se han roto durante décadas. Estos últimos buscan el reconocimiento diplomático de su estado independiente en los territorios de Cisjordania, incluida Jerusalén oriental, que está parcialmente ocupada por Israel y la Franja de Gaza.

En 1947, las Naciones Unidas elaboraron un plan que pondría fin al conflicto, entregando la mayor parte de Cisjordania y Gaza a los palestinos.

Israel ocupó los territorios 20 años más tarde durante la Guerra de los Seis Días, pero afirmó haber retirado todas sus fuerzas de Gaza en el 2005.

El gobierno israelí se niega a reconocer a Palestina como una entidad política y diplomática independiente y continúa construyendo asentamientos en las áreas ocupadas, a pesar de las objeciones de las Naciones Unidas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;