Bolivia asumirá la presidencia de la Primera Comisión de Desarme y de Seguridad Internacional de la Asamblea General de Naciones Unidas con la responsabilidad de construir una cultura de paz a nivel internacional, destaca hoy el periódico Cambio.

El representante permanente de este país sudamericano en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, se refirió en una entrevista con ese medio a las tareas con las cuáles iniciará su gestión.

Según explicó, en septiembre comienza el trabajo de la Primera Comisión, programado para un año, donde este país abogará por construir una cultura de paz, respetuosa de los derechos humanos y de la Madre Tierra, para la resolución pacífica de controversias y en defensa del multilateralismo, del derecho internacional, así como de los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

Entre los temas principales resaltados por LLorenti para su período de gestión se encuentran el cese de la carrera armamentística en términos de armas nucleares, el desarme nuclear y prevenir una guerra de esa índole.

También se trabajará en la implementación de arreglos en relación con las armas convencionales, los acuerdos de desarme regionales y otras medidas para garantizar que las Naciones Unidas cumpla su rol en términos de desarme y seguridad internacional, agregó.

Se trata de la primera vez en la historia de la ONU que Bolivia asume la presidencia de la Primera Comisión. En ese sentido, el embajador destacó el liderazgo del presidente Evo Morales y los modelos de exportación, por ejemplo, en crecimiento económico, reducción de la pobreza, de la desigualdad, recuperación de recursos naturales, lucha contra el narcotráfico y la resolución pacífica de controversias.

Asimismo, insistió en que Bolivia goza de una diplomacia independiente y soberana, lo cual unido a los elementos anteriores le permiten alcanzar roles protagónicos en el escenario internacional, aseguró.

Por otro lado, en opinión de LLorenti, la región tiene mucho que enseñar y demostrar en estos temas, pues América Latina y el Caribe fue declarada como una zona libre de armas nucleares hace 50 años y reconocida como una zona de paz por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Ante la elección de Bolivia para presidir la Primera Comisión, Morales agradeció la confianza de la comunidad internacional para que este Estado dirija los trabajos sobre desarme y seguridad.

El representante permanente de este país ante la ONU fue presidente anteriormente del Consejo de Seguridad, del Comité 1540 y G-77, y encabezó el Comité Especial sobre los procesos de reestructuración de deuda soberana.

Además, fue vicepresidente de la Asamblea General y del Grupo de Países en Desarrollo sin Litoral.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;