Hong Kong ha visto una ola de disturbios públicos en los últimos días debido a las protestas masivas por una nueva enmienda al proyecto de ley de extradición. Si se aprueba, permitirá a China extraditar a fugitivos de la ciudad.

Beijing ha criticado los «comentarios irresponsables y erróneos» de Washington sobre una propuesta de enmienda a la ley de extradición de Hong Kong después de que Estados Unidos expresó su preocupación sobre el asunto, informa la agencia de noticias AFP.

Cita al portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, quien dijo durante una conferencia de prensa:

«Exigimos que Estados Unidos (…) sea cauteloso y deje de interferir en los asuntos de Hong Kong y los asuntos internos de China en cualquier forma».

Beijing también reiteró su intención de apoyar plenamente al gobierno de Hong Kong en su esfuerzo por enmendar la ley de extradición.

El lunes, Estados Unidos advirtió que la enmienda propuesta podría poner en peligro el estatus especial que Washington otorga a la región.

Según el periódico South China Morning Post, más de 1 millón de personas participaron en las protestas del domingo contra la enmienda, aunque la policía dice que el número de participantes no superó los 300,000.

La directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, dijo el lunes que no retirará la enmienda a la extradición, calificándola de «una pieza legislativa importante que ayudará a defender la justicia». El proyecto de ley propuesto permitirá la extradición a cualquier jurisdicción con la que aún no tenga un tratado, incluida China continental. El gobierno de la ciudad dice que es necesario para evitar que Hong Kong se convierta en un refugio seguro para los fugitivos.

Hong Kong es una región administrativa especial y sus sistemas de gobierno y económicos están separados de la China continental.

Fuente

Etiquetas: ;