Turquía ha criticado una carta de Washington advirtiendo sobre el retiro de Ankara del programa de aviones de combate F-35, que describe el lenguaje utilizado en el mensaje como impropio de un aliado de la OTAN.

El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, escribió una carta a su homólogo turco, Hulusi Akar, explicando cómo Ankara sería excluida del programa F-35 a menos que el gobierno turco abandone sus planes para comprar sistemas de defensa aérea S-400 hechos en Rusia.

La advertencia de Shanahan no se ajusta al «espíritu de alianza», dijo Akar de acuerdo con una declaración emitida por el Ministerio de Defensa de Turquía y citada por Reuters.

Añadió que Turquía enviaría una respuesta formal a la carta en los próximos días.

Akar señaló que discutirá el tema con Shanahan en una reunión de la OTAN a fines de mes, pero que la posición de Turquía sobre el asunto no ha cambiado.

«Continuaremos manteniendo la misma actitud y postura», dijo.

Washington, mientras tanto, ha comenzado a apretar los tornillos. El Pentágono confirmó el lunes que a los pilotos turcos se les prohibió entrenar en los F-35 en la Base de la Fuerza Aérea Luke en Arizona.

Estados Unidos ha estado presionando a Turquía durante meses para que abandone su acuerdo con Rusia para comprar sistemas S-400. Ankara ha respondido a la demanda sugiriendo la creación de un grupo de trabajo conjunto para aliviar cualquier posible problema de seguridad de los EE. UU.

Ankara ha invertido $ 1.25 mil millones en el programa F-35 de un billón de dólares, produciendo partes del fuselaje, el tren de aterrizaje y las pantallas de la cabina de los aviones. Turquía ha pedido 100 unidades del avión de alta tecnología y dice que aún espera que los aviones se entreguen.

Según Shanahan, Turquía tiene hasta el 31 de julio para cambiar de rumbo si quiere permanecer en el programa F-35.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;