El presidente Trump ha afirmado durante dos días que logró un acuerdo de inmigración secreto con México más allá del anunciado el viernes, mostrando una pieza doblada del documento que un fotógrafo del Washington Post logró tomar una fotografía para revelar su contenido.

De acuerdo con las partes fotografiadas, el documento trata sobre algún tipo de «carga compartida» que involucra a «refugiados». Podría referirse a un «acuerdo seguro de un tercer país» en el cual los centroamericanos que buscan asilo en los Estados Unidos serían detenidos en México, mientras que sus reclamaciones son procesadas, sugirió el Washington Post.

Parte del documento dice que «cada parte aceptaría la devolución y procesaría las solicitudes de estatus de refugiado de los nacionales de terceros que hayan cruzado el territorio de esa parte». El segundo párrafo también contiene un lenguaje estándar que indica que México debe determinar qué leyes o regulaciones deben ser cambiadas. El tercer párrafo sugiere que esto es algo que los Estados Unidos pueden desencadenar después de 45 días y que el gobierno mexicano podría hacerlo funcionar en los próximos 45 días. Trump había twitteado previamente que el cuerpo legislativo de México debe votar sobre los cambios a las reglas de asilo.

El documento también se considera que tiene dos firmas. Sin embargo, según el Washington Post, ninguna de estas firmas proviene de los respectivos presidentes, diplomáticos o embajadores de los respectivos países en el otro país, lo que pone en tela de juicio la legitimidad del documento en cuestión.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ofreció una conferencia de prensa en la que dijo que el acuerdo del viernes con los Estados Unidos le dio a México 45 días para demostrar que podría disminuir la migración sin aceptar un acuerdo de un «tercer país seguro», posiblemente refiriéndose al documento mostrado por Trump.

Ebrard dijo que México acordó considerar un cambio en su legislación durante las conversaciones con funcionarios estadounidenses la semana pasada para evitar la amenaza de los aranceles estadounidenses sobre los productos mexicanos.

Anteriormente, México se había resistido a las demandas de EE.UU. de convertirse en un tercer país seguro, lo que obligaría a los migrantes a buscar asilo en México si atravesaban el país de camino a los Estados Unidos.

Fuente

Etiquetas: ; ;