El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, se negó a especificar el plazo para que el presidente Vladimir Putin considerara la solicitud del ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev, de despedir a dos generales de la policía por el caso del reportero Iván Golunov.

«La petición se examinará de manera oportuna», dijo Peskov en respuesta a la pregunta sobre las posibles fechas para la decisión sobre ese tema.

Anteriormente, Kolokolstsev dijo que le pediría al presidente ruso que despida al mayor general Andrey Puchkov, el jefe de la fuerza policial del Distrito Administrativo Occidental de Moscú, que abrió una causa penal contra el reportero investigador del recurso de Internet Meduza, así como el jefe de la Dirección de control de drogas de la fuerza policial de Moscú, el mayor general Yury Devyatkin.

Anunció esto después de declarar que se había tomado la decisión de retirar los cargos contra el periodista, ya que no se había probado su participación en el crimen.

Caso de Golunov

Anteriormente el martes, el ministro del Interior ruso, Vladimir Kolokoltsev, dijo que el caso penal contra el periodista Iván Golunov, bajo sospecha de tráfico de drogas, había sido desestimado «en vista de que no se había demostrado su participación en el crimen».

Todos los cargos fueron retirados y fue liberado de arresto domiciliario el 11 de junio. Los materiales de la investigación interna fueron remitidos por la división de seguridad del Ministerio del Interior al Comité de Investigación para revisar la legitimidad de las acciones por parte de los agentes de policía, que habían detenido a Golunov. Los funcionarios fueron suspendidos.

Ivan Golunov fue detenido el 6 de junio. Según la oficina principal de Moscú del Ministerio del Interior, Golunov llevaba cuatro gramos de mefedrona, una droga estimulante sintética, mientras que se encontraron cinco gramos de cocaína durante una búsqueda de su departamento alquilado. Posteriormente, fue acusado de tráfico de drogas, por lo que el tribunal de distrito Nikulinsky de Moscú colocó al periodista bajo arresto domiciliario. Golunov negó todas las acusaciones desde el principio, y su abogado defensor creyó que las sustancias prohibidas habían sido plantadas (en vocablo latinoamericano-cargadas).

Fuente

Etiquetas: ; ; ;