Interferir en las disputas comerciales entre Estados Unidos y China sería inútil para Rusia, ya que las dos naciones deberían resolver todas las diferencias por su cuenta, dijo el jueves el presidente ruso, Vladimir Putin, en una entrevista con la emisora ​​Mir.

«Claramente, incluso desde el punto de vista del sentido común, no hay razón para que interfiramos en este proceso de negociación», dijo Putin. Reiteró la posición que expresó en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF). «Dije que vivimos en un mundo complicado…Hoy en día, las relaciones entre Rusia y China son importantes no solo para los dos países sino también para la comunidad internacional, lo que no es una exageración en absoluto», señaló.

Al hablar de las llamadas guerras comerciales entre Estados Unidos y China, Putin dijo que era «una disputa entre las dos economías más grandes del mundo. Hay muchos problemas específicos relacionados con la interacción de los dos países», señaló el presidente ruso. Según él, China es una gran fábrica que produce bienes para todo el mundo, incluido Estados Unidos, que establece sus instalaciones de fabricación allí y crea puestos de trabajo. Al mismo tiempo, China exporta grandes cantidades de sus productos a otros países, incluido Estados Unidos, y compra valores estadounidenses para mantener una gran parte de sus reservas de moneda extranjera y oro.

Putin también señaló que a pesar de todo eso, las relaciones ruso-chinas habían alcanzado un nivel sin precedentes. «De hecho, somos socios estratégicos en todos los sentidos. Mantenemos la cooperación económica, humanitaria y regional, nuestros ministerios de relaciones exteriores y de cooperación cooperan entre sí. Contribuimos significativamente a garantizar la paz y la seguridad», enfatizó el presidente ruso. No solo a nivel regional, sino también a nivel mundial, porque coordinamos nuestras actividades como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas», señaló.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;