Aunque Teherán no quiere una bomba nuclear, si lo hiciera, Estados Unidos no podría detenernos, advirtió el ayatollah Ali Khamenei de Irán, diciendo que las conversaciones con Washington difícilmente darían resultados.

Los comentarios del líder supremo llegaron el jueves durante las conversaciones con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y dejaron en claro que no estaba interesado en recibir el mensaje personal que el líder japonés trajo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Personalmente, no considero a Trump digno de intercambiar mensajes, y no tengo ni tendré ninguna respuesta para él.

Khamenei dijo que no quería «repetir la amarga experiencia» del acuerdo nuclear de 2015, que Trump abandonó unilateralmente después de asumir el cargo. A pesar de que Washington declaró una repentina necesidad de sentarse a «negociaciones honestas», Khamenei señaló que «la honestidad es muy escasa entre los estadistas estadounidenses».

A pesar de decir que es poco probable que Teherán se siente pronto para nuevas conversaciones con los Estados Unidos, el líder iraní dejó en claro que su país aún se oponía a la construcción de una bomba nuclear … aunque en sus propios términos.

He emitido un fatwa (decreto religioso) que prohíbe la producción de armas nucleares, pero debe saber que si buscáramos armas nucleares, los Estados Unidos no podrían hacer nada al respecto.

Aunque las cosas parecen estar estancadas en lo que respecta a las relaciones con los Estados Unidos, la visita de Abe fue calificada como productiva en el desarrollo de vínculos más estrechos entre Irán y Japón. Abe dijo a los reporteros después que Irán había prometido no desarrollar un arma nuclear y elogió la creencia de Khamenei en la paz.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;