El fundador de WikiLeaks, Julián Assange, enfrentará hoy viernes su primera audiencia en un tribunal británico desde que Estados Unidos presentó una solicitud formal de extradición por cargos de espionaje, que luego fueron firmados por el secretario de interior, Sajid Javid.

Si se cumple con la solicitud de extradición, el denunciante podría enfrentar dieciocho cargos de espionaje del Departamento de Justicia de los EE.UU. en un tribunal de distrito de Virginia por su filtración en el 2010 de cientos de miles de documentos clasificados sobre crímenes de guerra militares de EE.UU. en Irak y Afganistán, así como los abusos contra los derechos humanos en el campo de detención de la Bahía de Guantánamo, en Cuba, con una pena de prisión de hasta 175 años.

El australiano de 47 años estaba demasiado enfermo para presentarse el mes pasado en una audiencia en la corte de magistrados de Westminster en relación con la solicitud de Estados Unidos, según The Guardian. La audiencia ha sido reprogramada para el viernes y, dependiendo de la condición de Assange, podría tener lugar en la prisión de Belmarsh, donde se encuentra recluido. Assange ahora cumple una condena de 50 semanas en Gran Bretaña por saltarse la fianza después de haber pasado siete años en la embajada ecuatoriana en Londres para huir de lo que dijo que era un caso políticamente motivado en su contra.

Los fiscales suecos abandonaron su investigación de violación en 2017, pero la reabrieron después de que Ecuador rescindió su oferta de asilo a Assange en abril de este año y permitió que la policía británica lo arrestara. La detención de Assange fue llevado a cabo por policías británicos después de que Ecuador le había negado asilo en el territorio de su embajada.

Recientemente fue trasladado al hospital de la prisión de Belmarsh después de perder «cantidades peligrosas de peso tras las rejas», y una fuente en la prisión incluso afirmó que «su estado de ánimo tampoco es muy bueno».

Su padre, que según los informes visitó a Assange el miércoles, dijo que su hijo ha sufrido «cambios considerables» desde que los dos se conocieron la Navidad pasada, incluida la pérdida de aproximadamente 20 libras, pero sigue siendo «claramente optimista» de que no será extraditado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;