El periodista de Meduza, Iván Golunov, quien fue detenido por cargos relacionados con drogas y luego liberado, dijo el viernes que quería volver a su «antigua vida», en la que tomó el metro y escribió artículos.

«Trataré de tener cuidado, pero quiero volver a mi antigua vida, tomar el metro, escribir mis artículos», dijo durante el programa en línea «Ostorozhno, Sobchak», que se transmite a través de YouTube. «No quiero que la gente me reconozca».

El periodista agregó que ahora no puede mantenerse al margen de los casos de enjuiciamiento ilegal en virtud del artículo 228 del Código Penal de Rusia (producción, venta o transporte de drogas ilícitas).

«Siento que al menos debería abordar este tema. Me llevará algo de tiempo entender qué puedo hacer para ayudar. Pero no soy un especialista«, dijo Golunov.

Golunov, un reportero del medio de comunicación en línea Meduza, salió libre el martes después de que la policía había retirado los cargos penales en su contra en medio de las afirmaciones de que estaba incriminado. El periodista fue detenido el 6 de junio. Según el departamento principal de la ciudad de Moscú del Ministerio del Interior, Golunov llevaba cuatro gramos de mefedrona, una droga estimulante sintética, mientras que cinco gramos de cocaína fueron encontrados durante una búsqueda de su departamento alquilado. Posteriormente, fue acusado de tráfico de drogas, por lo que el tribunal de distrito Nikulinsky de Moscú colocó al periodista bajo arresto domiciliario. Golunov negó todas las acusaciones desde el principio, y su abogado defensor dijo que creía que las sustancias prohibidas habían sido plantadas (cargadas-en vocabulario latinoamericano).

La detención del periodista provocó una protesta pública y sus colegas estuvieron sosteniendo piquetes frente al edificio del ministerio del interior en Moscú para exigir su liberación.

El martes, el ministro del Interior ruso, Vladimir Kolokoltsev, anunció que se habían retirado los cargos penales contra Golunov por no demostrar su participación en el crimen. Varios oficiales de policía de alto rango fueron despedidos por un decreto presidencial el jueves.

Fuente

Etiquetas: ; ;