Cientos de miles de argelinos se reunieron en las calles de Argel el viernes para la 17° semana de protestas contra el gobierno.

La protesta de esta semana se produce después de la detención del ex primer ministro Ahmed Ouyahia por corrupción el miércoles, en medio de manifestantes que exigían la renuncia de todos los políticos de la vieja guardia.

Las imágenes muestran a los manifestantes marchando a través de la capital argelina cantando consignas.

«Incluso si [Ahmed Ouyahia] no va a la cárcel, 40 millones de argelinos lo juzgarán en el tribunal de la opinión pública», dijo Madjid, uno de los manifestantes.

Rabaj, otro manifestante, dijo: «Todos estos arrestos son teatro político, porque si hay justicia real, debe ser independiente».

Las protestas, apodadas la Revolución de la Sonrisa, comenzaron en febrero después de que el entonces presidente Abdelaziz Bouteflika, de 82 años, anunciara que se postularía para un quinto mandato. Mientras abandonó su oferta y finalmente renunció en abril, las protestas continuaron, exigiendo una renovación completa de la clase dominante.

 

Etiquetas: ; ;