Las autoridades mexicanas detuvieron a casi 800 inmigrantes indocumentados el sábado, dijo el gobierno, en uno de los mayores ataques contra la inmigración ilegal en los últimos meses, cuando miembros de la Guardia Nacional comenzaron a patrullar la frontera sur.

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México dijo en una declaración a última hora del sábado que se encontraron a 791 ciudadanos extranjeros en cuatro camiones detenidos en el estado oriental de Veracruz, confirmando informes anteriores sobre una detención masiva.

La aprehensión se produjo cuando México intensifica los esfuerzos para reducir el aumento de migrantes hacia la frontera de los Estados Unidos bajo la presión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió atacar a los productos mexicanos con aranceles si México no hace más para detener la inmigración ilegal.

Como parte de esos esfuerzos, México se ha comprometido a desplegar a 6,000 miembros de la Guardia Nacional a lo largo de su frontera con Guatemala.

Aunque ha habido pocas señales de ese despliegue hasta el momento, un reportero de Reuters cerca de la frontera en Tapachula este fin de semana vio a un puñado de oficiales de seguridad con la insignia de la Guardia Nacional y habló con otros en trajes militares que dijeron que eran parte de la guardia.

México firmó un acuerdo el 7 de junio con los Estados Unidos para evitar las tarifas, estableciendo el reloj en un período de 45 días para que el gobierno mexicano pueda hacer progresos palpables en la reducción del número de personas que intentan cruzar la frontera de Estados Unidos ilegalmente.

Este año ha habido un aumento en las detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México, que ha enfurecido a Trump, quien ha hecho de la reducción de la inmigración ilegal una de sus promesas de firma de política.

La mayoría de los atrapados que intentan ingresar a los Estados Unidos son personas que huyen de la pobreza y la violencia en tres países centroamericanos con problemas, Guatemala, Honduras y El Salvador.

La decisión de México de restringir su frontera y responder a las amenazas de Trump ha causado tensiones dentro del gobierno y el viernes, el Jefe del INM, Tonatiuh Guillen, renunció.

Fue reemplazado por Francisco Garduno, quien anteriormente había servido como jefe del sistema penitenciario de México.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;