Más de 100 mil solicitantes de asilo esperan respuesta de las autoridades españolas, denunció hoy la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que vaticinó para este año un nuevo máximo histórico de peticiones.

La organización humanitaria pidió al Gobierno español que lidere en la Unión Europea una nueva forma de hacer política migratoria para acabar con el bloqueo a las ayudas de grupos de la sociedad civil en el mar Mediterráneo.

Solicitó además ponerle freno a las devoluciones ‘en caliente’, las cuales se realizan de manera inmediata sin que medien trámite alguno de petición de asilo y que mejore el acceso al procedimiento de asilo.

En su informe anual ‘Las personas refugiadas en España y Europa’, portavoces de CEAR exigieron a Madrid que recupere ‘el espíritu del Aquarius’, en referencia al barco con cientos de inmigrantes que el Ejecutivo permitió atracar en España en junio del año pasado, tras ser rechazado por las autoridades de Malta e Italia.

Según la organización, hasta el 31 de mayo se habían presentado 46 mil 596 peticiones, sobre todo de venezolanos (16 mil 845), colombianos (10 mil 122), nicaragüenses (dos mil 698); hondureños (dos mil 666) y salvadoreños (dos mil 078).

La secretaria general de CEAR, Estrella Galán, advirtió que se espera que para este año se supere la cifra de peticiones de 2018, cuando fueron 54 mil 065, ‘pero eso no nos tiene que dar miedo, sino todo lo contrario’, dijo.

Etiquetas: ; ; ;