Japón no enviará fuerzas militares al Golfo de Omán luego del ataque de la semana pasada a los dos petroleros allí, dijo el martes el ministro de Defensa japonés, Takeshi Iwaya.

«No está claro quién está detrás del ataque, y no había ciudadanos japoneses a bordo [de los petroleros]. Los ataques no continuaron, y no es necesario enviar fuerzas de defensa de Japón allí», dijo Iwaya.

Añadió que Tokio sigue de cerca los acontecimientos en la región después de la escalada en las relaciones entre Estados Unidos e Irán.

El 13 de junio, dos petroleros se incendiaron en el Golfo de Omán después de un ataque. Las tripulaciones, con ciudadanos rusos entre sus miembros, fueron evacuados por los servicios de rescate iraníes y llevados al puerto de Jask. El secretario de Estado norteamericano, Michael Pompeo, dijo que Irán es responsable de los ataques. Teherán ha negado cualquier participación en el incidente.

El petrolero Kokuka Courageous, registrado en Panamá y propiedad de una empresa de transporte japonesa, transportaba metanol desde Arabia Saudita hasta Singapur. El buque Front Altair, con bandera de las Islas Marshall, propiedad de la primera línea de Noruega, navegaba desde los Emiratos Árabes Unidos a Taiwán con materia prima petroquímica.

Fuente

Etiquetas: ;