Después de cinco años de controlar el espacio aéreo de Yemen, utilizando sus aviones de combate, ¡el régimen saudí ahora está hablando repentinamente sobre el derecho de represalia!

¿Qué está pasando? Me pregunto quién está atacando al otro y quién mata a quién.

Se están planteando muchas preguntas extrañas, pero la realidad es que el ejército yemení y los comités populares han cambiado las ecuaciones militares y han tomado el control sobre el curso de las batallas y el curso de la guerra.

Su constancia y sus heroicos sacrificios han tenido un impacto en la política internacional y en el cambio del equilibrio de poder en la región árabe y en el Medio Oriente en general.

Sí, las ecuaciones han cambiado, y Arabia Saudita y su coalición tienen solo algunas plataformas de medios y estudios, pero en el terreno, los misiles balísticos yemeníes han encabezado la escena, así como la Fuerza Aérea Yemení, que se ha convertido en un poder sorprendente para acosar a las familias Al Saud y Al Nahyan.

Esto sucedió cuando las fuerzas de misiles del ejército yemení llevaron a cabo un ataque estratégico el 9 de Ramadán, y lo han seguido haciendo hasta ahora, golpeando una serie de instalaciones vitales en la profundidad del Reino de Arabia Saudita, que está siendo protegida por los soldados británicos y las armas de Israel y EE.UU.

Nuevos equilibrios de poder impuestos por el pueblo yemení a través de su firmeza, nuevos nombres y objetivos, todo lo que reduce la influencia saudí y su poder al mínimo,

La imagen, que Arabia Saudita intentó dibujar en marzo del 2015, de una fuerza militar que puede dominar la región, aparece hoy en su estado real y natural: un país que no tiene ejército, ni nombre, ni mapa. Un estado frágil que ni siquiera puede sobrevivir durante una semana sin la protección de los EE.UU., como admitió incluso su protector Donald Trump.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;