Las protestas contra Hernández, un aliado de los Estados Unidos, se han desarrollado en las últimas semanas sobre las reformas planeadas que, según los críticos del presidente, conducirán a la privatización de los servicios de salud pública y educación.

Las protestas masivas han estallado en Honduras desde anoche mientras miles de personas se manifiestan contra el régimen de Juan Orlando Hernández.

Miembros de la policía antidisturbios hondureña que lidiaron con semanas de protestas se detuvieron en Tegucigalpa el miércoles, permitiendo a los manifestantes opuestos al régimen de  Hernández bloquear las calles y causar un caos de tráfico en la ciudad.

La residencia oficial de Hernández estaba siendo vigilada el miércoles por la noche por la policía militar y soldados armados con rifles de alto rendimiento, mientras los manifestantes marchaban por las calles exigiendo al presidente que renunciara.

Los miembros de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), que han estado protestando desde la noche del martes al quedarse en sus cuarteles, dijeron que si no recibían mejores beneficios, no realizarían operaciones antidisturbios.

La huelga policial es un nuevo dolor de cabeza para el líder conservador, que ha estado bajo presión desde que cambió las reglas electorales para permitirle postularse para un segundo mandato en el 2017. Aunque ganó la elección, fue fuertemente criticado por observadores internacionales y opositores alegando que cometió fraude electoral.

Hernández ha enfrentado duras críticas dentro de Honduras en los últimos años, ya que los constantes informes de corrupción y fraude electoral han manchado su presidencia.

Fuente

Etiquetas: ; ;