La batalla por la frontera saudí-yemení se ha intensificado recientemente en las últimas dos semanas, a medida que las fuerzas hutíes continúan avanzando en las provincias de Najran y Asir.

A principios de esta semana, las fuerzas hutíes lograron un avance masivo a lo largo de la frontera cuando sus tropas capturaron varias áreas dentro de las montañas Barakin y Sayyaf.

Las fuerzas hutíes afirmaron que esta operación en la provincia de Asir causó la muerte de más de 50 combatientes de la Coalición Saudí y la destrucción de tres vehículos de combate de infantería y dos tanques.

Al mismo tiempo, la Coalición Saudita ha aumentado su presencia aérea sobre el norte de Yemen en un intento por frenar a las fuerzas hutíes e infligir un gran daño a sus tropas.

La mayoría de los ataques aéreos de la Coalición Saudita se han concentrado en las ciudades históricas de Saada y Saná. Estas dos ciudades han estado bajo el control de las fuerzas hutíes desde el inicio del conflicto yemení en el 2015.

La semana pasada, un funcionario hutíe anunció que sus fuerzas aumentarían sus ataques contra Arabia Saudita en respuesta a su fuerte bombardeo de Yemen.

El funcionario hutíe se comprometió a lanzar ataques en lo más profundo de Arabia Saudita, con énfasis en la capital del reino, Riyad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;