La rama de seguridad interna de la fuerza policial de Moscú encontró que el personal policial en el distrito administrativo occidental de la ciudad cometió violaciones al detener al periodista Iván Golunov, del medio de internet Meduza, dijo el servicio de prensa de la fuerza policial de Moscú a TASS.

Un portavoz de la policía dijo que en el proceso de investigación preliminar de un caso penal que se abrió contra Iván Golunov en virtud de los artículos 30 y 228.1 del Código Penal (intento de venta de estupefacientes) y que finalmente se abandonó debido a la falta de pruebas en la rama de seguridad interna la policía de Moscú expuso varias violaciones cometidas por funcionarios en su labor de investigación.

Se tomó la decisión de transferir este caso criminal a la oficina del fiscal de Moscú para su eventual entrega al Comité de Investigación.

El Ministerio del Interior planea crear una unidad especial para combatir el abuso policial en casos relacionados con drogas, dijo la portavoz del Ministerio del Interior, Irina Volk.

Golunov fue detenido en una calle central de Moscú el 6 de junio y registrado. Los agentes policiales afirmaron que llevaba cuatro gramos de un narcótico prohibido. Al parecer, se encontraron otros cinco gramos de cocaína en el departamento alquilado por el periodista. Un tribunal puso a Golunov bajo arresto domiciliario. El periodista se declaró inocente desde el principio. Sus abogados sospechan que las sustancias prohibidas le habían sido plantadas.

La detención del periodista provocó una protesta popular. Sus colegas hicieron piquetes en la oficina central de la policía de Moscú en la calle Petrovka #38.

El 11 de junio, después del análisis y los exámenes exhaustivos, todos los cargos fueron retirados del periodista y fue liberado. El 13 de junio, el presidente Putin despidió al jefe de la policía del distrito administrativo occidental de Moscú, Andrey Puchkov, y al jefe del departamento de control de drogas de la policía de Moscú, Yuri Devyatkin.

Fuente

Etiquetas: ; ;