El 21 de junio, Irán mostró vestigios del dron espía RQ-4A de EE.UU., que sus fuerzas habían derribado el 20 de junio en el estrecho  de Ormuz. Los Estados Unidos afirman que el avión no tripulado supuestamente estaba en el espacio aéreo internacional.

El incidente provocó una nueva ronda de escalada en las relaciones entre los Estados Unidos e Irán. De acuerdo con los informes, producto del hecho el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con ordenar un ataque contra Irán, cosa que descarto posteriormente.

Fuente

Etiquetas: ; ;