Bini fue acusado y encarcelado sin cargos por la Fiscalía General del Ecuador por el presunto delito de ataques contra sistemas de información.

El programador sueco y activista de privacidad digital Ola Bini salió de la cárcel el jueves por la noche después de que la Corte Provincial de Pichincha de Ecuador le concediera la solicitud de habeas corpus.

«Todavía no estoy libre. Saldré de prisión mañana, pero no lo estaré mientras continúe esta investigación ilegítima, mientras continúe esta persecución ilegal, no seré libre. Pero probaremos mi inocencia», dijo Bini después de que la audiencia terminó.

La defensa del programador sueco presentó el recurso legal que requiere que una persona sea llevada ante un tribunal para que se determine la legalidad de su arresto.

Después de la audiencia, en la que no estuvo presente la juez Yadira Proaño, quien tuvo que justificar su arresto, la votación de los magistrados fue de dos en favor y una en contra, ya que la sentencia decía «hubo una violación de su derecho a la libertad».

Bini ha sido acusado, sin cargos, por la Fiscalía General del Ecuador por el presunto delito de ataques contra sistemas de información (piratería informática). Sin embargo, el equipo de defensa ha informado que aún no han sido informados de dichos cargos después de 71 días de detención.

«La presunción de inocencia de Ola Bini debe ser respetada», dijo el abogado defensor, Carlos Soria, antes de la audiencia.

El desarrollador de código abierto fue arrestado el 11 de abril, apenas unas horas después de que el co-fundador de WikiLeaks, Julián Assange, fue desalojado de la embajada ecuatoriana en Londres. Inicialmente fue acusado de participar en el «asalto a la integridad» de los sistemas informáticos y, más tarde, el 13 de abril, fue colocado en custodia preventiva de 90 días, sin cargos formales.

Bini ha reiterado muchas veces que no es un «hacker» sino un «programador».

Mientras tanto, las Naciones Unidas (U.N.) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han denunciado la detención del sueco como arbitraria, diciendo que el gobierno ecuatoriano no tiene nada que lo relacione con Assange ni con ningún delito.

Según Associated Press, los investigadores de Estados Unidos (EE.UU.) recibieron un permiso de Ecuador para interrogar al ciudadano sueco el 27 de junio.

Fuente

Etiquetas: ; ;