El programa especial de cinco apartados para bajar el flujo migratorio en lo inmediato va bien, consideraron hoy el presidente y el canciller de México en la rueda de prensa matutina de Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario elogió el acuerdo a que llegaron con Estados Unidos el pasado día 7 en Washington. Desde entonces han pasado menos de 15 días y se ven los resultados. Quedan aún más de dos meses para cumplir el plazo acordado para frenar el flujo de migrantes y se va a cumplir, señaló.

Por su parte el secretario del Exterior, Marcelo Ebrard, dijo que los cinco sectores en los que se divide el programa marchan bien. Ya se está terminando el despliegue de la Guardia Nacional, y el Instituto de Migración ya completó 650 plazas para ejercer función regulatoria, en especial en el sur del país.

El tercer sector relacionado con las comunidades del norte del país, que tienen centroamericanos esperando por la cita, va bien y se ha reducido a 14 mil el número total de migrantes porque ya han muchos recibieron resoluciones de parte de Estados Unidos.

El cuarto, que tiene que ver con el bienestar ciudadano mediante el desarrollo de programas, se ampliará en la frontera como el de sembrando vidas en Chiapas, lo cual generará muchos empleos.

También el último, referido al tema internacional, avanza con varios acontecimientos recientes como la entrevista con el secretario general de la ONU en Nueva York sobre la participación de 17 oficinas del organismo en el programa migratorio, como sucedió ayer con la Unicef y su respaldo a la parte relacionada con los niños del plan integral.

Tanto el mandatario como el canciller hicieron referencia a la visita de ayer del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que dio inicio a lo que calificaron del programa de cooperación más grande del mundo, con el financiamiento para implementar un plan de reforestación en aquel país.

Ambos coincidieron en el criterio de que México quiere demostrar con ese programa que estas acciones pueden tener impacto inmediato, especialmente en las zonas de devastación como el corredor seco centroamericano, donde el plan sembrando vida revertirá el cambio de clima tan acentuado.

En cuanto al apoyo internacional reiteró el de 17 oficinas de la ONU, el anuncio de la Unión Europea que participará en el plan, lo cual ya habían hecho España y Alemania, y también lo acaba de hacer el sistema iberoamericano, Uruguay, Chile y se negocia con otros 19 países de la región con cuyos gobernantes se reunirán en dos semanas.

López Obrador insistió en que aspira a mantener buenas relaciones con Estados Unidos, con el cual se ha podido evitar una guerra comercial desastrosa.

El mandatario anunció que no asistirá a la reunión del Grupo de los 20, en Japón, para seguir atendiendo la situación migratoria en México y cumplir el compromiso de informar de esta situación y otros temas el 1 de julio en una gran concentración en el Zócalo capitalino, pero estará representado por Ebrard.

Reiteró que el acuerdo del 7 de junio en Washington fue bueno pues se evitó que se aplicara un devastador impuesto pues México tiene un superávit de 60 mil millones de dólares en el comercio con Estados Unidos que se hubiera afectado mucho, en especial la venta de automóviles.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;