La decisión de Rusia de suspender los vuelos a Georgia es una respuesta adecuada a la situación existente, dijeron el viernes altos legisladores rusos.

«No es la primera vez que suspendemos los vuelos a Georgia. Y, nuevamente, Tiblisi es responsable de ello», dijo Leonid Slutsky, quien encabeza el Comité de Asuntos Exteriores de la Duma Estatal (cámara baja del Parlamento ruso).

«Esta es una reacción adecuada a una flagrante provocación de las fuerzas antirrusas y a la violación de los compromisos por parte de los legisladores georgianos», dijo a TASS. «Es una pena que los ciudadanos comunes y corrientes tengan que pagar por las acciones de los interlocutores y de los políticos imprudentes».

Konstantin Kosachev, quien encabeza el comité de asuntos internacionales del Consejo de la Federación (cámara alta), hizo una declaración similar.

«Apoyo plenamente las decisiones del presidente, son adecuadas para la situación actual, en la que los radicales georgianos quedaron fuera del control del gobierno y comenzaron a representar una amenaza real para la vida y la salud de los ciudadanos rusos en el país», dijo a TASS. «Es responsabilidad del gobierno de Georgia tomar medidas integrales para garantizar su seguridad, en cooperación con la parte rusa».

Mientras tanto, el primer adjunto de Kosachev, Vladimir Dzhabarov, dijo que los vuelos podrían reanudarse tan pronto como la seguridad de los rusos en Georgia esté garantizada.

«Para reanudar los vuelos a Georgia, se debe garantizar la seguridad de los rusos. Estoy seguro de que la gran mayoría de los georgianos no representan una amenaza para nuestros ciudadanos. Pero los extremistas que ahora dominan las multitudes que pululan en las calles de Tiblisi no pueden. Por supuesto, utilizan la situación para organizar provocaciones antirrusas, incluso cometiendo algún tipo de delito», dijo. «Por lo tanto, para evitar tales incidentes, deben regresar a su tierra natal y abstenerse de visitar el país».

El presidente del comité de seguridad de la Duma Estatal, Vasily Piskaryov, describió la decisión de suspender los vuelos como una «medida forzada».

«Es simplemente inseguro que los ciudadanos rusos permanezcan actualmente en el territorio de ese país», dijo a TASS, y agregó que el jueves las autoridades georgianas «no pudieron o se mostraron reticentes a garantizar la seguridad de los miembros de la delegación parlamentaria rusa y su jefe, Sergey Gavrilov, quien había sido asaltado verbal y físicamente por manifestantes antirrusos».

«En lugar de pedir disculpas, el liderazgo georgiano recurrió a declaraciones hostiles», continuó el legislador. «Solo podemos lamentar esos desarrollos, porque todos los esfuerzos realizados en los últimos años para crear relaciones de vecindad fueron eliminados por la parte georgiana».

«Bajo esas circunstancias, nuestra principal tarea es hacer todo lo posible para ayudar a los ciudadanos rusos, numerosos turistas que ahora se encuentran en Georgia, a regresar a casa sanos y salvos», agregó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto, que impone una prohibición temporal de los vuelos de pasajeros a Georgia a partir del 8 de julio, informó el viernes el servicio de prensa del Kremlin. Además, se recomienda a los operadores turísticos y las agencias de viajes «durante la duración de la prohibición abstenerse de vender un producto turístico que incluya el transporte (incluido el comercial) de ciudadanos del territorio de la Federación de Rusia al territorio de Georgia».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;