El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó hoy la importancia de que el pueblo decida los programas sociales y políticas públicas necesarias en el país con miras a la construcción de la Agenda del Bicentenario (2025).

‘Los programas de Gobierno deben venir del pueblo y no del FMI (Fondo Monetario Internacional) o del Banco Mundial como en el pasado’, expresó el mandatario en la inauguración del primer encuentro departamental de Tarija rumbo a la Agenda del Bicentenario, y lo ratificó en su cuenta en Twitter.

Morales instó a las organizaciones e instituciones del departamento de Tarija a debatir seria y responsablemente programas que precisa esa región sureña del país.

‘Tenemos que pensar cómo queremos ver a nuestra querida Tarija para el 2025. Los resultados de este debate se presentarán en el encuentro nacional para la Agenda Bicentenario’, agregó el jefe de Estado en su Twitter.

En su opinión, estos encuentros departamentales le permiten al pueblo hacer los programas sociales, de acuerdo a sus necesidades, a diferencia de lo que ocurría con anteriores Gobiernos cuando organismos internacionales decidían las políticas públicas a implementar en esta nación sudamericana.

Evo Morales recordó que la política monetaria de Bolivia se decidía en Washington, y en 1992 se aprobó una Ley de Privatización, la cual autorizaba la enajenación de los bienes, valores y acciones de las empresas públicas a manos de personas naturales colectivas, individuales, nacionales o extranjeras.

También se refirió al impuestazo aprobado en 2003, durante el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, medida que fijaba un impuesto al salario de los trabajadores, y ocasionó el levantamiento del pueblo.

En esta jornada, el líder boliviano informó que el Gobierno proyectó una inversión económica de cinco mil 720 millones de dólares para el departamento de Tarija, entre 2019 y 2025.

‘Hasta ahora tenemos prevista una inversión en el departamento de Tarija rumbo al 2025, de cinco mil 720 millones de dólares (…) la inversión más grande va a ser en el Chaco tarijeño, la petroquímica, como dos mil millones de dólares’, explicó.

Asimismo, recordó que en el sector de hidrocarburos en ese departamento la inversión entre 1993 y 2005 era de mil 763 millones de dólares, pero entre 2006 y 2018 alcanzó los cuatro mil 197 millones de dólares.

Por ejemplo, la renta petrolera para Tarija en ese primer periodo, era de 347 millones de dólares, sin embargo, luego de la nacionalización de los recursos naturales, en 2006, la cifra subió a cinco mil 22 millones de dólares.

La Agenda del Bicentenario (2025) plantea desafíos inéditos en la historia nacional para situar a Bolivia entre los países líderes en el progreso, dentro de la región y en el mundo.

El proyecto para un país mejor sustenta el programa de Gobierno para el próximo lustro del oficialista Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político Para la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), con Evo Morales a la cabeza.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;