El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo el domingo que una «nueva tensión» está comenzando en la región del Golfo luego de que un avión no tripulado de EE.UU. invadiera el espacio aéreo iraní.

«Esta región es muy sensible y la seguridad del Golfo Pérsico y el Mar de Omán es importante para muchos países. Por lo tanto, esperamos que todos los organismos internacionales muestren una reacción adecuada a este acto de agresión de los Estados Unidos», dijo Rouhani durante una reunión. con la presidenta de la Unión Interparlamentaria (UIP) Gabriela Cuevas Barron.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán anunció el 20 de junio que sus fuerzas derribaron un avión no tripulado RQ-4 Global de reconocimiento de los Estados Unidos en la provincia sureña de Hormozgan, ya que violaba el espacio aéreo del país.

«Fue derribado cuando entró en el espacio aéreo de Irán cerca del distrito de Kouhmobarak en el sur», agregó el sitio web del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

Según Rouhani, la creciente presencia del ejército estadounidense en la región está causando tensiones, ya que en el pasado han atacado plataformas petroleras iraníes, buques de carga y también barcos de pasajeros en algunas ocasiones.

El jefe de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió el domingo que es esencial evitar «cualquier forma de escalada» en el Golfo, ya que las tensiones continúan aumentando tras el derribo del avión no tripulado de EE.UU.

«El mundo no puede permitirse una gran confrontación con el Golfo», dijo Guterres en el marco de la Conferencia Mundial de Ministros Responsables de la Juventud en Lisboa. «Todo el mundo debe mantener los nervios de acero».

Los comentarios de Guterres llegan un día después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijera que impondría nuevas sanciones a Irán.

«Es absolutamente esencial evitar cualquier forma de escalada», enfatizó Guterres.

Fuente

Etiquetas: ; ;