La hostilidad de Estados Unidos hacia Irán y las tensiones en las relaciones con Turquía han estado acercando a los dos vecinos. Después de mantener conversaciones con su homólogo iraní, Javad Zarif, en Irán, la semana pasada, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que Ankara evalúa la situación a la luz de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear.

Los Estados Unidos se retiraron del JCPOA (Plan de Acción Integral Conjunto) el año pasado y abofetearon a Irán con sanciones dirigidas principalmente a la principal fuente de ingresos del país: sus exportaciones de petróleo. Mientras las tensiones continúan aumentando entre Ankara y Washington, los Estados Unidos han exigido que Turquía cancele la compra de los sistemas de defensa de misiles S-400 de Rusia.

Sabir Askeroğlu, coordinador de política exterior en el Centro de Estudios Iraníes (IRAM) señaló que la visita del jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía se realizó por invitación de la parte iraní, y recordó que la delegación energética rusa también visitó Irán, en la víspera del viaje de Cavusoglu.

Según el experto, la reciente actividad diplomática de Irán muestra que Teherán está buscando una salida a la situación actual bajo las sanciones estadounidenses más duras.

“Desde la perspectiva de Irán, hay dos países principales que pueden aliviar la situación desde un punto de vista económico: Rusia y Turquía. Teherán necesita llevar a cabo negociaciones serias y detalladas con estos países. Esta es la razón principal de la invitación iraní a Cavusoglu. Podemos ver esto a la luz de la búsqueda de Irán para salir de la presión de las sanciones», dijo Askeroğlu.

El experto también aludió a la significativa escalada de tensiones entre los EE.UU. e Irán en el último mes y señaló la falta de deseo de ambas partes para hacer concesiones.

«La posición de Turquía sobre la necesidad de reducir la situación en la región es bien conocida. Se opone a cualquier movimiento que pueda provocar un choque serio entre las partes y puede hacer esfuerzos para convencer a Teherán de esto. A principios de este mes, el Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania viajó a Irán, luego el Primer Ministro de Japón realizó una visita, pero estas visitas no trajeron un progreso significativo en el tema de la celebración de negociaciones serias», dijo Askeroğlu.

Cuando se le preguntó si la visita de Cavusoglu podía verse como una señal del apoyo de Turquía a Irán en desafío a los Estados Unidos, el experto dijo: «No creo que la visita del ministro de Relaciones Exteriores se deba interpretar de esta manera. Sin embargo, Turquía, que mantiene estrechas relaciones con Irán, puede intentar convencer a las autoridades iraníes de que no crucen la línea más allá de la cual habrá una amenaza de acción militar. Turquía podría actuar como mediador entre Irán y Estados Unidos, ya que no parecen estar listos para llegar a una mesa de negociación mutua».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;