A última hora de la noche del 25 de junio, varias personas decidieron tomar la iniciativa y poner en práctica la decisión del Concejo Municipal de Járkov, que el 19 de junio devolvió el nombre del mariscal soviético a la  descomunizada «avenida Piotr Grigorenko».

Testigos presenciales dijeron que las placas «nuevas-viejas» fueron instaladas en las viviendas número 17, 19, 21, 23, 31.

Un habitante de una de las viviendas en la avenida, al ver las escaleras afuera de la ventana, decidió que los ladrones estaban subiendo a su apartamento y llamó a la policía.

En una conversación con la policía, las personas que cambiaron las placas explicaron que estaban actuando sobre la base de un cierto acuerdo. La patrulla en respuesta a esto recomendó que pospusieran el trabajo hasta la mañana.

Fuente

Etiquetas: ; ;