Al menos 30 migrantes de Bangladesh han sido enviados de regreso a su país, amenazados con la privación de alimentos y agua.

Más de 30 migrantes de Bangladesh fueron enviados a su país de origen el miércoles, contra su voluntad, dicen familiares y grupos de ayuda. Los migrantes habían estado a la deriva en un barco mercante frente a la costa tunecina durante semanas.

Los buscadores de refugios procedentes de Bangladesh se encontraban entre las 75 personas que se salvaron el 31 de mayo en un barco de propiedad china, Maridive 601, un barco que asiste a las plataformas petroleras en alta mar. Los rescatados pasaron los últimos 20 días cerca de la costa tunecina antes de ser trasladados el 18 de junio a un centro de detención en Túnez.

Diecisiete de ellos fueron enviados a su país unos días después, y el martes, otros 15 de Bangladesh también fueron rechazados.

La Organización Internacional de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) afirma que los 30 bangladesíes querían supuestamente regresar a su país.

«Más migrantes viajarán en los próximos días, según su decisión», dijo la organización.

Sin embargo, familiares y organizaciones locales de ayuda dijeron que los migrantes aceptaron regresar a sus hogares después de que un enviado de Bangladesh los visitó y amenazaron con privarlos de alimentos, agua y tratamiento médico si se quedaban.

“Cuando toda la gente estaba en el bote, la embajada de Bangladesh les dijo que si no aceptaban firmar, no obtendrían más comida ni agua. La gente tenía miedo de morir en el barco. La embajada de Bangladesh los obligó a firmar ”, dijo un familiar a The Guardian.

El Foro Tunisien pour les Droits Economiques et Sociaux (FTDES) (Foro Tunecino de Derechos Económicos y Sociales), una organización independiente que defiende los derechos de los migrantes, dijo que no creía que estas personas hubieran decidido regresar a casa voluntariamente.

«Hemos intentado visitar a los migrantes en el centro de recepción para obtener información sobre su bienestar, pero a pesar de realizar repetidas consultas y solicitudes, no se reveló el paradero de los migrantes detenidos«, declaró el grupo.

La OIM rechazó las acusaciones indicando que nadie había sido obligado y que todos los migrantes querían regresar a su país.

“Permanecer en el mar tampoco era una solución. Depende de la persona también solicitar asilo si temen ser perseguidos o si buscan ayuda para regresar a sus hogares o tomarse un tiempo para decidir», dijo Lorena Lando, jefa de misión de la OIM en Túnez.

Un portavoz de Alarm Phone, una línea telefónica para solicitantes de refugiados que cruzan el mar Mediterráneo hacia Europa, dijo que la OIM está hablando de «retornos voluntarios» cuando no hay nada «voluntario» en decir a las personas que pueden dejar su terrible experiencia de estar atrapados en el mar solo si aceptan ser deportados.

«Creemos realmente que estas personas de Bangladesh arriesgaron sus vidas para mudarse a Libia y luego tratar de cruzar el Mediterráneo, solo para luego ser devueltos «voluntariamente» a Bangladesh», concluyó el portavoz.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;