Más de 20 palestinos resultaron heridos por las autoridades israelíes en una protesta después de que la policía mató a un hombre por lanzar fuegos artificiales en su dirección en Isawiya, Jerusalén Este.

Las autoridades israelíes mataron a tiros al hombre palestino luego de que presuntamente disparó fuegos artificiales a corta distancia, «poniendo en peligro la vida» de los agentes, dijo la policía en un comunicado. La policía «lanzó disparos dirigidos al atacante, neutralizando el peligro», dijo.

Las imágenes de video tomadas en la escena muestran a personas arrastrando el cuerpo del hombre mientras un oficial vigila con una pistola en la mano. Fue llevado al hospital donde fue declarado muerto. Un testigo le dijo a Haaretz que el hombre fue asesinado «por tres disparos de un arma, a corta distancia».

Otros palestinos resultaron heridos por balas de goma mientras protestaban por los disparos. En el hospital, las fuerzas de seguridad se enfrentaron nuevamente con los palestinos que habían acompañado a los heridos para recibir tratamiento.

Los locales habían estado protestando por la brutalidad policial y una serie de redadas en la aldea, antes de que el hombre fuera baleado. La policía ha estado ingresando a la aldea diariamente para entregar multas por lo que los residentes dicen es una forma de «castigo colectivo» para los niños que tiran piedras. La policía israelí está buscando a miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina que se cree que están en libertad en el vecindario, informa el Times of Israel.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;