Según los oficiales de seguridad iraquíes, la embajada de Bahréin en Bagdad fue asaltada el jueves por manifestantes que desaprueban que ese país sea el anfitrión de una conferencia de paz dirigida por los Estados Unidos para asegurar el fin del conflicto israelí-palestino.

Las imágenes en las redes sociales mostraron a manifestantes en y alrededor del complejo diplomático de la nación del golfo en Bagdad el jueves por la noche, portando banderas palestinas y quemando banderas estadounidenses e israelíes. Según informes, estaban particularmente enfurecidos por la entrevista del ministro de Relaciones Exteriores de Bahréin con una estación de televisión israelí sobre la conferencia.

Los informes de los medios locales indican que las fuerzas de seguridad iraquíes detuvieron aproximadamente a 45 manifestantes mientras intentaban dispersar la protesta. Según la emisora ​​Al-Arabiya, cinco agentes de seguridad resultaron heridos durante el incidente. Se dice que el ministro de Relaciones Exteriores iraquí, Mohamed Ali Hakim, llegó al lugar de la protesta.

Citando una declaración, Reuters informó que Bahréin retiró a su embajador en Irak para consultas como resultado de la manifestación del jueves. «El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Bahréin condena el ataque a la Embajada del Reino de Bahréin en la República de Irak por parte de los manifestantes (que) realizaron el sabotaje en el edificio de la embajada», agrega la declaración.

La conferencia de tres días «Paz a la prosperidad», organizada en Manama por el yerno y asesor del presidente de los EE.UU. Donald Trump, Jared Kushner, tuvo como objetivo garantizar lo que Trump denominó el «Acuerdo del siglo», una solución radical para el conflicto centrado entre Israel y Palestina. El acuerdo incluye $ 50 mil millones en ayuda económica durante la próxima década, incluida una gran inversión en infraestructura. Sin embargo, mientras el acuerdo fue aclamado por políticos israelíes, un boicot generalizado entre las naciones árabes, incluidos los palestinos, dio voz a quienes se oponían a lo que un ex diplomático palestino dijo a Sputnik que era un acuerdo «muy falso».

«La razón por la cual Israel, el gobierno israelí y, lamentablemente, muchas administraciones de los EE.UU. siguen impulsando los llamados ‘procesos de paz’ ​​que son todos proyectos económicos y no resoluciones políticas reales, proviene de esta perspectiva de que saben que lo que se requiere es un acuerdo político que requiere un compromiso político», dijo a Sputnik Nizar Farsakh, un ex miembro del equipo de negociación palestino.

El quid del asunto se expresó en un artículo de opinión publicado en el New York Times, publicado el 24 de junio y escrito por Danny Danon, embajador de Israel ante las Naciones Unidas. En él, el diplomático dijo que «el suicidio nacional de la ética política y cultural actual de los palestinos es precisamente lo que se necesita para la paz».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;