Antes de la reunión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco de la cumbre del G20 y expresó su disposición a alcanzar un acuerdo comercial «histórico» mutuamente aceptable.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el sábado que Estados Unidos no eliminará los aranceles comerciales de los productos chinos por ahora. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos señaló que él y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron reanudar las negociaciones comerciales.

«Continuaremos negociando y prometí que al menos por el momento no vamos a aumentar los aranceles a China. No agregaremos una cantidad tremenda adicional de $ 350 mil millones restantes, que podrían ser gravados o podrían ser arancel. No lo estamos haciendo. Vamos a trabajar con China en el lugar donde lo dejamos», dijo Trump.

Durante la reunión que tuvo lugar más temprano ese día, Trump dijo que quería emparejar el comercio con China, ya que las relaciones entre los dos países fueron «excelentes», según el presidente.

Xi, a su vez, expresó su disposición a trabajar con Trump en los temas fundamentales relacionados con el desarrollo de las relaciones bilaterales y promover relaciones basadas «en la coordinación, la cooperación y la estabilidad».

A principios de la semana, Trump advirtió que su «plan b» para China, si no logra el acuerdo que quiere en Osaka, sería imponer aranceles adicionales sobre el país asiático. Según el presidente de EE.UU., los aranceles existentes ya han hecho caer a la economía de China «a la deriva», y Pekín está mucho más ansioso por asegurar un acuerdo comercial que Washington.

EE.UU. y China se hundieron en una escalada de aranceles de aumento de precios a mediados de 2018 cuando la administración Trump impuso aranceles del 25 por ciento sobre productos chinos por un valor de $ 50 mil millones. Desde entonces, los poderes económicos se han intercambiado entre sí con varias rondas más de restricciones, y Trump recientemente ha amenazado con imponer aranceles a los $ 300 mil millones restantes de bienes chinos que no están sujetos a impuestos en la entrada a los Estados Unidos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;