Oscar Alberto Martínez Ramírez quería cruzar el río Grande a los Estados Unidos para asegurar una mejor vida para él y su hija, pero desafortunadamente sus cuerpos fueron encontrados en la costa.

El río Bravo durante varios miles de kilómetros sirve de frontera entre los Estados Unidos y México. Es atravesado por inmigrantes ilegales que sueñan con una vida mejor en los Estados Unidos. Uno de ellos fue Oscar Alberto Martínez Ramírez, quien, junto con su hija de 23 meses, decidió cruzar el río.

Desafortunadamente, ambos se ahogaron, las fotos de sus cuerpos en las cañas a orillas del Río Grande recorrieron alrededor del mundo y tocaron los corazones de muchas personas. La imagen es muy conmovedora: las manos de la niña abrazan el cuello de su padre.

La historia de Ramírez ya es conocida por los medios de comunicación. Este hombre vino de El Salvador y ya estaba decepcionado de no poder solicitar asilo en los Estados Unidos. Por eso, el domingo decidió intentar cruzar el río con su hijita.

Logró nadar a través del río con su hija, después de lo cual la dejó en la orilla para regresar con su esposa. Tan pronto como el hombre dejó a su hija, ella se asustó y corrió al agua después de su padre. Luego Ramírez regresó por ella, logró atraparla, pero ambos fueron arrastrados por la corriente del río.

La esposa de Ramírez dijo que cuando su hija saltó al agua después de su padre, logró atraparla, pero ya no pudieron nadar a tierra. Los cuerpos de ambos fueron encontrados después de una noche de búsqueda.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;