«Lo invitare ahora mismo a la Casa Blanca», dijo el presidente de Estados Unidos, Trump, luego de ingresar a Corea del Norte con Kim Jong Un.

Kim también dijó que cruzar a Corea del Norte fue una decisión valiente de Trump, mientras que Trump le agradeció por aceptar su invitación y dijo que se habría visto mal si el líder norcoreano no se hubiera presentado.

«Solo con nuestro apretón de manos pacífico, que viene a pesar de una larga historia de hostilidad entre nuestros países, en este lugar, un símbolo de separación entre el Norte y el Sur, significa que este día es diferente al de ayer», agregó Kim.

La improvisada reunión en la DMZ se produce después de que las negociaciones previas entre Pyongyang y Washington en Vietnam terminaron abruptamente en un punto muerto en febrero de 2019 después de que Estados Unidos finalmente se negara a ofrecer a Corea del Norte cualquier alivio de las sanciones económicas impuestas al estado. En ese momento, Trump dijo a los periodistas que «querían que las sanciones se eliminaran por completo», pero que Estados Unidos simplemente «no podía hacer eso».

Los dos jefes de estado, que anteriormente se involucraron en una guerra de palabras, sostuvieron sus primeras conversaciones en Singapur en junio de 2018 y firmaron un documento exhaustivo, en el que Kim se comprometió a la desnuclearización total.

Las fotografías y los videos del día en que los dos se conocieron fueron publicados en Internet, donde los usuarios de las redes sociales calificaron su histórico apretón de manos e incluso consideraron las posibilidades de que Trump recibiera el Premio Nobel de la Paz.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;