La comandante del barco Sea Watch 3, Carola Rackete, comparecerá hoy ante el juez de investigación preliminar de la ciudad siciliana de Agrigento, quien decidirá sobre la validación de su arresto domiciliario.

Según medios locales, la procuradoría solicitó la ratificación de la medida, junto con la de prohibición de abandonar el territorio de la provincia.

La capitana de la nave de bandera holandesa perteneciente a la organización no gubernamental alemana Sea Watch, deberá responder por violación del artículo 1100 del Código de Navegación relativo a ‘resistencia o violencia contra nave de guerra’ y el 337 del Código Penal, ‘resistencia a funcionario público’.

Rackete era ya investigada por presunto favorecimiento a la inmigración clandestina, tras su decisión de ingresar, sin autorización, en aguas territoriales italianas con 42 migrantes rescatados en el mar Mediterráneo el 12 de junio último.

El arresto se produjo hace apenas dos días, cuando ante el ‘estado de necesidad’ provocado por la urgencia de desembarcar a los migrantes cuyas vidas, en su opinión, corrían peligro, desconoció la prohibición de acceso a puerto dictada por las autoridades italianas y se dirigió a la isla de Lampedusa.

En un mensaje difundido poco antes, la comandante de 31 años argumentó su decisión con el estado de necesidad en el cual se encontraban los migrantes, sin solución inmediata para su situación a pesar del anuncio de que serían recibidos por cinco países europeos.

En el procedimiento de atraque, la embarcación empujó contra el muelle una lancha patrullera de la Guardia de Finanzas, de lo cual se derivó otra acusación de ‘intento de naufragio’ y fuertes críticas por poner en peligro la integridad física de los tripulantes de la lancha.

Al amparo de un recién aprobado decreto ley, la Sea Watch 3 fue sometida a ‘secuestro administrativo’ y sus propietarios, operadores o armadores penalizados con una multa de 20 mil euros.

La ONG apoyó la actitud de la comandante y el resto de la tripulación, en tanto su representación en Italia circuló un mensaje en la red social Twitter, en el cual señala que ‘es inaceptable que barcos de búsqueda y rescate de ONG sean criminalizados simplemente por salvar vidas en el mar’.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, respaldó la actuación de las autoridades a través de varios mensajes difundidos también por Twitter.

El también viceprimer ministro criticó la presencia en la nave de cinco diputados, tres de ellos pertenecientes al Partido Democrático, uno a Más Europa y otro a Libres e Iguales, quienes en las últimas horas subieron a bordo de la nave para interesarse por la situación de los migrantes.

Por su parte, funcionariois de Alemania y Francia criticaron la actuación de Italia en torno al hecho, en tanto Holanda se distanció de la decisión de la comandante al considerar que pudo dirigirse con los migrantes a Túnez.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;