El pueblo de Spartak está muy a menudo sometido a bombardeos por parte de las formaciones armadas de Ucrania en el último tiempo. Así, la semana pasada, la casa en la calle Pobedi (Victoria en ruso) se quemó por completo. Nadie vive en ella por mucho tiempo. El propietario de la casa murió asesinado por el bombardeo ucraniano en el 2014.

Hay pocos habitantes permanentes en el pueblo, según los últimos datos, 17 personas.

La abuela Raisa es la única habitante en su calle. Desde esta el frente no está muy lejos. Recientemente, misiles guiados antitanque ucranianos volaron por su jardín, ahora todos los árboles están al hilo.

No hace mucho, en Spartak, finalmente comenzaron a restaurar la electricidad, sin embargo, el trabajo de reparación es extremadamente difícil en la mayor parte de la aldea. Los soldados ucranianos a menudo abren fuego contra los equipos de reparación. Por lo tanto, la abuela Raisa no tiene electricidad. Ella cuida el jardín y raras vez va a la ciudad para la compra de comestibles.

Normalmente, la intensidad de los ataques aumenta en la noche. Pero, al parecer, recordando las tradiciones sin gloria de los fascistas, el ejército ucraniano comenzó a bombardear a las 4 am.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;