Los esfuerzos de limpieza se estaban llevando a cabo en Hong Kong el martes después de una noche de protestas en la que la cámara del Consejo Legislativo de la ciudad fue asaltada y destrozada. Las imágenes muestran las ventanas dañadas, los escombros que se cargan en un camión y los agentes de policía afuera del edificio.

El gobierno chino emitió una declaración el martes condenando el incidente y calificándolo de «completamente intolerable». El presidente ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, dijo que «la violencia y la anarquía han afectado seriamente los valores fundamentales del sistema legal de Hong Kong».

A primeras horas del martes, la policía de Hong Kong desalojó a los «manifestantes» que habían pasado horas dentro del Consejo Legislativo en una protesta por el aniversario de la entrega de la ciudad del Reino Unido a China. La manifestación siguió a las recientes protestas contra las enmiendas a la ley de extradición que permitirían enviar a los residentes de Hong Kong a China continental para ser enjuiciados.

Etiquetas: ; ;