Rusia espera que su reacción a la campaña anti rusa en Georgia haya motivado a quienes buscan ganar puntos políticos, dijo el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Grigory Karasin, en una entrevista con el diario Kommersant publicado en su sitio web el lunes.

«Parecen haber olvidado en Georgia que Rusia tiene su propio concepto de honor y dignidad. No tenemos la costumbre de tragar el descaro y las amenazas hacia nuestros ciudadanos», dijo Karasin. «Tenemos que anticipar posibles riesgos por adelantado y bloquearlos».

«Espero que nuestra reacción adecuada haya llevado a la razón a aquellos que son lo suficientemente cínicos como para tratar de ganar puntos en el juego político a través de la retórica y amenazas anti rusas», dijo. «No escatimaremos esfuerzos para establecer relaciones adecuadas con Georgia. Nuestras dos naciones son pacientes y lo suficientemente inteligentes como para promover enfoques constructivos».

Dijo que es doloroso para él ver «que los radicales de la escuela de Saakashvili han logrado dirigir las protestas del 20 al 21 de junio contra Rusia. Como resultado, todas las cosas positivas en las relaciones georgiano-rusas que se han generado a través de esfuerzos conjuntos a partir del 2012, estuvieron expuestas a riesgos», señaló Karasin. «La nueva atmósfera solo estaba empezando a funcionar en beneficio de nuestras naciones y a dar frutos».

Pero los radicales cercanos al Movimiento Nacional Unido de Georgia «han llevado la situación a un punto muerto de hostilidad y confrontación», señaló. «Confío en que hayan llegado a verlo con suficiente claridad en Tiblisi».

La reacción de Rusia

«Fue una reacción absolutamente adecuada. Sí, fue difícil, pero no podría ser de otra manera, ya que se trata de cientos de miles de turistas rusos. No podemos exponerlos a los riesgos de todo tipo de gamberros, tanto más a medida que esta hostilidad está siendo avivado por ciertas fuerzas políticas», dijo.

Señaló que los rusos tienen la libertad de decidir si quieren ir a Georgia en tal situación, pero «es tarea del estado proteger la seguridad y la tranquilidad de la gente en cualquier parte del mundo. Creo que fue una decisión absolutamente adecuada, y más aún es una decisión temporal», subrayó.

Moscú, en sus palabras, espera la normalización de la situación en Georgia. Espera que Georgia «detenga la campaña de rusofobia y elimine cualquier amenaza a la seguridad de los ciudadanos rusos», dijo, y agregó que tan pronto como se haga se levantarán todas las restricciones. «Es tarea del estado anticipar y calcular los posibles riesgos antes de que se realicen en la práctica. Me gustaría repetirlo una vez más: fue una decisión necesaria», agregó.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;