El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que las posposiciones en las redadas de 10 ciudades a inmigrantes ilegales comenzarán después del feriado del 4 de julio.

«Después del 4 de julio, se volverá a traer a mucha gente», dijo Trump a los reporteros en la Oficina Oval mientras firmaba el proyecto de financiamiento fronterizo de 4.6 mil millones de dólares estadounidenses para abordar la afluencia de migrantes de América Central la frontera de los Estados Unidos con México.

Trump dijo a fines del mes pasado que decidió posponer las redadas durante dos semanas para ver si los legisladores republicanos y demócratas pueden reunirse y encontrar una solución, presionando para aprobar nuevas restricciones a las leyes de asilo a las que se opusieron los demócratas que controlan la Cámara.

La demora de dos semanas se consumió principalmente durante el receso del 4 de julio, cuando los legisladores no están en Washington.

Las redadas, planeadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, se establecieron en contra de 2.000 familias de inmigrantes que enfrentan órdenes de deportación en 10 ciudades, entre ellas Los Ángeles, Houston, Chicago, Miami, Nueva York y San Francisco, según los casos presentados en 10 locaciones de la corte de inmigración.

La operación planteó preocupaciones sobre más separaciones familiares. Tanto los alcaldes de Chicago como los de Los Ángeles dijeron que sus ciudades no ayudarían en las redadas.

Una vez que se realicen los arrestos, es probable que las familias sean trasladadas a los centros de detención residenciales familiares del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ya que la agencia trabaja con los consulados para obtener documentos de viaje, según informes de los medios.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;