Los oficiales de policía que protestan dicen que el gobierno mexicano está tratando de retirar los pagos y los beneficios, mientras que el gobierno insiste en que no lo es. La agencia de seguridad recién formada tiene la tarea de resolver los problemas de larga data de los delitos relacionados con las drogas y la «corrupción crónica» entre los agentes de la ley.

Cientos de policías mexicanos tomaron las calles en la Ciudad de México el miércoles en protesta por el plan del presidente Andrés Manuel López Obrador para unir a las fuerzas policiales en una única «Guardia Nacional».

Según el informe de la AFP, los manifestantes se reunieron en las afueras de la Ciudad de México antes del amanecer y se quedaron allí durante el día. En un momento dado, se informó que bloquearon dos carreteras clave y tomaron brevemente una plaza de peaje en el borde de la ciudad.

En respuesta a las protestas, el Secretario de Seguridad y Protección Civil, Alfonso Durazo, en una conferencia de prensa, aseguró a los miembros de la policía que los salarios, los beneficios, la antigüedad y el rango serían transferidos a la nueva Guardia Nacional sin cambios, y que «absolutamente ninguno de sus derechos» será violado «.

Los manifestantes no estaban impresionados por las promesas de Durazo.

«Es solo otra mentira», dijo a la prensa un oficial de las fuerzas especiales de la policía. «Quieren deshacerse de la policía federal y reemplazarla con una Guardia Nacional militarizada».

Los manifestantes prometieron continuar el jueves con una huelga nacional.

Según el Plan Nacional de Paz y Seguridad de Obrador 2018-2024, la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval se fusionarán en la Guardia Nacional recién lanzada. La medida apunta a aumentar la efectividad de las fuerzas policiales que combaten los delitos de tráfico de drogas y la «corrupción crónica» entre los rangos de las fuerzas del orden público, según un informe de la AFP.

La Guardia Nacional tendrá estándares más altos, según el periódico El Financiero, que informa que los solicitantes deben tener un índice de masa corporal de menos de 28, no perforaciones en el cuerpo, y los tatuajes no deben ser visibles al usar el uniforme. Actualmente, el 79 por ciento de los miembros de la policía tienen sobrepeso o incluso son obesos, según el Mexico News Daily.

Los manifestantes dicen que el gobierno recortará su salario y que Obrador está violando la Constitución al poner a la policía bajo un mando militar.

Si bien Obrador ha otorgado la mayor parte de la responsabilidad a los oficiales militares, según el informe Time, la agencia, dirigida por el general de brigada Luis Rodríguez, informa al Secretario de Seguridad y Protección Civil, Alfonso Durazo, no al Secretario de Defensa Nacional.

Incluso antes de que se lanzara oficialmente la nueva Guardia Nacional, miles de efectivo de ese ente fueron desplegadas en la frontera de México con Guatemala en un intento por frenar el flujo masivo de migrantes que viajan a través de México y buscan ingresar a los Estados Unidos. Según un informe de Reuters del 25 de junio, unos 20.000 guardias nacionales y soldados fueron desplegados en la frontera.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;