El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil denunció el miércoles que el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, demostró que era un juez parcial con motivaciones políticas cuando compareció ante la Cámara de Diputados.

Interrogado por la audiencia pública el martes para aclarar los mensajes ilegales revelados por el sitio web de The Intercept, Moro se vio envuelto en más contradicciones, «lo que deja en claro que era un juez parcial y políticamente motivado», según la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann.

Señaló que Moro «se escapó de varias preguntas y mintió sobre hechos conocidos, como la interceptación ilegal de información a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff».

Señaló que era muy bueno ver a Moro siendo interrogado por los diputados. «Usted, el juez, ahora ministro de (Jair) Bolsonaro, un heraldo de la moralidad, interrogó a muchas personas, a veces con arrogancia, como lo hizo con el presidente Lula, y lo condenó antes de juzgarlo».

Es cierto, dijo, «que no está siendo juzgado, pero que está a punto de estar en la Corte Suprema Federal bajo sospecha, en un habeas corpus del presidente Lula».

Durante la reunión, el diputado Glauber Braga dijo que la historia no absolvería a Moro, quien será recordado como el magistrado que se corrompió como juez ladrón.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;