Ucrania prepara condiciones para la suspensión total del tránsito de gas ruso por su sistema de gasoducto al finalizar 2020, indicó hoy la dirección de la compañía Naftogaz.

Lamentablemente, nos veremos en la obligación de poner fin al tránsito del gas no solo en el primer trimestre de 2020, sino en general al finalizar este año, comentó el director ejecutivo de Naftogaz, Yuri Vitrienko.

El funcionario ucraniano considera que las decisiones del gigante gasífero ruso Gazprom al negociar los suministros del referido combustible, a partir del próximo año, tienen una motivación política.

Vitrienko considera, no obstante, que cualquier negociación sobre un futuro contrato debe hacerse con participación de la Comisión Europea (CE), órgano ejecutivo de la Unión Europea.

Sin embargo, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, señala que llegó a un acuerdo sobre el particular con el vicejefe de la CE, Marosh Shefsherich. Ahora esperamos la reacción de Kiev, aunque por el momento no hay nadie para hacerlo, comentó.

Naftogaz, representantes de Gazprom y del Gobierno ruso, así como funcionarios de la CE celebraron varias rondas de conversaciones en los últimos 12 meses, sin llegar a un consenso sobre un nuevo contrato para el tránsito de gas a partir de 2020.

Gazprom rechaza, además, un dictamen de tribunal de Apelación de Estocolmo que orientó pagos mutuos de compensaciones entre Naftogaz y el gigante gasífero ruso, con una diferencia negativa para este último de dos mil 500 millones de dólares.

Ello respondió a una apelación que presentó Ucrania ante el referido tribunal cuando Gazprom exigió a Naftogaz el pago de tres mil millones de dólares por el gas suministrado a este país.

Kiev estimó que los precios del gas recibido correspondían a un acuerdo de 2009, firmado por otro Gobierno y bajo supuesta presión de Rusia por lo que el ejecutivo actual no estaba obligado a pagar con tarifas pactadas hace 10 años.

Ucrania aboga, además, por impedir la terminación del gasoducto Torrente Norte-2 que a plena capacidad llevaría 54 mil millones de metros cúbicos anuales directamente de terminales en Rusia a concentradores en Alemania, a través del mar Báltico.

Ello podría anular la necesidad de enviar el gas ruso a Europa, a través de Ucrania.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;