Las festividades del Día de la Independencia en la capital bielorrusa, Minsk, dieron un giro trágico después de que al menos dos explosiones sacudieron la ciudad en medio de un deslumbrante espectáculo de fuegos artificiales, que destrozó ventanas en edificios cercanos. Al menos una persona murió.

Miles de juerguistas acudieron al centro de Minsk para celebrar el Día de la Independencia de Bielorrusia, celebrado el 3 de julio, y disfrutar de la exhibición de fuegos artificiales. Sin embargo, algo aparentemente salió mal.

Apenas tres minutos en el show, se escuchó un fuerte estallido seguido por el sonido de la rotura de cristales en múltiples videos filmados por espectadores. Se pueden ver columnas de humo grisáceo en el sitio, que se mezclan con fuegos artificiales que continúan iluminando el cielo nocturno.

Aproximadamente a medio minuto de la primera explosión, se puede escuchar otra poderosa explosión, rompiendo incluso más ventanas y provocando gritos de pánico en el público.

Los testigos informan que las explosiones rompieron ventanas en un centro deportivo local y en varios complejos de apartamentos cercanos.

Al menos cuatro personas resultaron heridas en el incidente, incluida una de ellas fatalmente: una mujer que, según informes, recibió un golpe en el cuello con una viruta de metal de una máquina de fuegos artificiales rota. Ella fue tratada por paramédicos en el lugar, sucumbió a sus heridas. El Ministerio de Defensa de Bielorrusia confirmó las cifras y el comité de investigación del país inició una investigación.

Las fotos de la escena muestran a los rescatistas atendiendo a una mujer cubierta de sangre que yace en el suelo.

La causa exacta de las explosiones es hasta ahora poco clara.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;