Las conversaciones en curso entre el gobierno venezolano y la oposición no han fracasado, a pesar de la negativa de este último a fijar una nueva fecha, dijo el jueves Diosdado Cabello.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, dijo a Xinhua que el gobierno sigue comprometido con una solución negociada a la crisis política del país.

«El diálogo no ha fracasado, no creo que haya fracasado», dijo Cabello sobre las conversaciones organizadas por Noruega.

Los representantes del gobierno venezolano y la oposición se reunieron cara a cara en mayo en la capital noruega, Oslo, para conversar para aliviar el estancamiento político en el país sudamericano.

Sin embargo, «cada vez que hay intentos de diálogo, los sectores de la oposición son los que abandonan la mesa de negociaciones», dijo Cabello.

«Porque no pueden ponerse de acuerdo entre ellos. No hay claridad sobre quiénes son sus portavoces», dijo. «No hay claridad porque no hay unidad, no hay liderazgo ni dirección política».

Cabello, quien también es vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, dijo que el gobierno aún respalda el camino del diálogo a pesar de las dificultades que enfrenta la nación.

La oposición solicitó la suspensión del próximo diálogo con el gobierno luego de que el capitán Rafael Acosta Arévalo muriera la semana pasada mientras estaba bajo custodia por cargos de terrorismo e intento de asesinato.

«La muerte de esta persona es una muy mala excusa para cancelar el diálogo», dijo.

Incluso después de un golpe militar fallido montado por líderes de la oposición, el gobierno del presidente Nicolás Maduro todavía está dispuesto a hablar, incluso con los involucrados en el incidente, señaló.

«No suspendimos (conversaciones) cuando lanzaron un golpe de estado el 30 de abril. Como ganadores, podríamos habernos sentado y fijar una posición en ese momento», dijo.

Cabello dijo que el líder de la oposición, Juan Guaidó, quien se declaró «presidente interino», fue un problema para la oposición y sus partidarios de Washington.

«Ellos decidirán qué van a hacer con él. Ahora mismo es totalmente reemplazable, desechable y no reciclable», dijo.

El gobierno venezolano «no quiere pelear con nadie», dijo Cabello, y pidió a Washington que se siente y normalice las relaciones.

«Los Estados Unidos deben comprender en este punto que si desea hablar con el presidente de Venezuela, debe llamar a Nicolás (Maduro)», dijo Cabello.

Fuente

Etiquetas: ; ;